Trece hombres, incluidos miembros de dos milicias de derecha, fueron arrestados en Estados Unidos por conspirar para secuestrar a la gobernadora demócrata del estado de Michigan e «instigar una guerra civil«.

La gobernadora de Michigan, Gretchen Whitmer, que figuró entre las favoritas para completar la fórmula demócrata que postula la presidencia a Joe Biden, rival de Donald Trump en las elecciones del 3 de noviembre, agradeció a la policía por frustrar el complot de secuestro y reprendió al presidente por no condenar a los grupos de odio.

Publicidad

Al anunciar los arrestos, la fiscal general de Michigan, Dana Nessel, describió la conspiración para secuestrar a Whitmer, de 49 años, como una «amenaza seria y creíble«.

Andrew Birge, fiscal federal del distrito oeste de Michigan, dijo que seis hombres enfrentan cargos federales por conspirar para raptar a Whitmer de su casa de vacaciones.

Según el funcionario, vigilaron la residencia e incluso probaron un artefacto explosivo improvisado, que pretendían utilizar para desviar a la policía de la casa.

Fueron arrestados por agentes del FBI y la policía de Michigan cuando se reunieron para «juntar fondos para explosivos e intercambiar equipo táctico«, dijo el Departamento de Justicia.

Whitmer fue atacada repetidamente por Trump este año por imponer un duro confinamiento para frenar el coronavirus, y grupos armados de derecha han organizado protestas en la capital del estado, Lansing, contra sus órdenes de quedarse en casa.

«No somos enemigos entre nosotros. Este virus es nuestro enemigo«, dijo.

Imagen: AFP

Whitmer rechazó la negativa de Trump, en el debate con Biden la semana pasada, de condenar a los supremacistas blancos.

Asimismo «grupos de odio» como las dos milicias de Michigan que presuntamente planeaban secuestrarla. «Retrocedan y esperen, les dijo (Trump)«, recordó Whitmer.

«Cuando nuestros líderes se reúnen, alientan o confraternizan con terroristas nacionales, legitiman sus acciones, son cómplices«, afirmó.