La Reserva Federal de Estados Unidos (Fed), anunció el miércoles una subida de tres cuartos de punto de sus tasas, y “anticipa que serán necesarias alzas suplementarias”, ante una inflación alta y difícil de controlar.

El principal tipo de interés de la Fed se sitúa ahora en una horquilla de entre 3,00 % y 3,25 %, anunció la institución en un comunicado de prensa.

Podría leer: Rusia quiere “borrar” del mapa a Ucrania: Biden arremete contra Putin y avisa sobre uso de armas nucleares

Esta es la tercera vez consecutiva que la Fed sube las tasas en esta escala, tras el aumento de un cuarto de punto en marzo y de medio punto en mayo.

Además estima que serán necesarios nuevos aumentos este año, según el comunicado, hasta que el tipo de interés oficial suba otro punto porcentual.

Podría leer: Lo que se sabe de la extraña muerte de la joven que cayó a una alcantarilla en Barranquilla: ¿Negligencia médica?

El aumento de las tasas eleva automáticamente los tipos de interés de los préstamos a particulares y empresas. El objetivo es frenar la actividad económica y aliviar así la presión sobre los precios.

Las tasas de los préstamos inmobiliarios, por ejemplo, subieron desde principios de año y acaban de superar el 6 % para créditos a 30 años por primera vez desde 2008. Esto deprime las ventas en un sector que gozaba de muy buena salud desde el inicio de la pandemia.

Menos inflación en 2023

La reunión del comité de política monetaria (FOMC) aprovechó para actualizar sus previsiones económicas. Ahora prevé un crecimiento casi nulo del PIB en 2022, mientras que en junio esperaba un +1,7 %.

Después prevé un repunte hasta el 1,2 % en 2023, aunque no tan fuerte como el crecimiento de 1,7 % que esperaba en junio para el próximo año.

Conozca más: Muere una bebé de 13 meses en hospital de Medellín por desnutrición, investigan si un chamán la lesionó

Las previsiones de inflación se mantienen cerca de lo que se esperaba en junio: 5,4 % en 2022 (frente a 5,2 %) para la inflación PCE, antes de ralentizarse fuertemente en 2023 hasta el 2,8 % (frente al 2,6 % anterior).

La Fed privilegia el índice de inflación PCE que se situó en 6,3 % interanual en julio, según el último dato disponible, frente al índice del IPC, que se utiliza como referencia para indexar especialmente las pensiones.

Aunque el aumento de precios se ralentizó en agosto, gracias a la bajada de los precios de la gasolina, igualmente persiste una presión muy fuerte, con una inflación de 8,3 % interanual en agosto.