La FIFA pidió a diferentes organizadores deportivos que no sancionen a los jugadores que muestren solidaridad con George Floyd, un ciudadano de raza negra asfixiado por un policía en Estados Unidos.

El organismo dirigido por Gianni Infantino, dijo entender “plenamente” la profundidad de los sentimientos y las preocupaciones de muchos futbolistas por la forma en que fue asesinado George Floyd.

«La FIFA reitera su oposición a toda forma de racismo y discriminación, habiendo reformado recientemente sus propias normas disciplinarias con el objetivo de erradicar este tipo de comportamientos”.

La entidad deportiva también indicó que las recientes protestas de algunos jugadores durante la Bundesliga alemana, «deberían merecer un aplauso, en ningún caso una sanción«.

«Todos debemos decir no a cualquier forma de racismo y discriminación. Todos debemos decir no a la violencia y a todas las formas de violencia”.

El fin de semana, varios jugadores utilizaron algunos partidos en la Liga alemana para mostrar mensajes de solidaridad con Floyd.

En su honor, el francés Marcus Thuram, del Borussia Mönchengladbach, se arrodilló sobre el campo tras marcar un gol.

También el inglés Jadon Sancho, del Borussia Dortmund, pidió justicia a través de un mensaje en una camiseta.

La federación alemana de fútbol anunció que iba a evaluar la posibilidad de sancionar a los jugadores por violar las reglas que prohíben mensajes o imágenes de índole política religiosa o personal en sus uniformes.