El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, sigue armado su equipo de gobierno con personajes de los que en ese país llaman halcones.

El turno ahora fue para Jeff Sessions, con historial racista, él será el Fiscal General y solo horas después de su designación dijo que los homosexuales se pueden recuperar, lo que llevó a que protestaran por su elección.

También designó al general retirado Michael Flynn que será el consejero de Seguridad Nacional y a Mike Pompeo que estará al frente de la CIA.

Con estos tres ultraconservadores, Trump le apuesta a una línea dura para empezar su mandato el 20 de enero, frente a los temores de inmigrantes y musulmanes.

Publicidad

El presidente Trump se reunió en Nueva Jersey con unos de sus mayores críticos dentro del partido Republicano Mitt Romney y hablaron de asuntos exteriores y no descartan que se pueda unir a su gabinete.