Tras dos años de investigación, el fiscal especial Robert Mueller finalmente entregó al Departamento de Justicia de Estados Unidos, un documento detallado sobre la posible injerencia de Rusia en las elecciones presidenciales de 2016.

El documento, que ahora está en manos del fiscal general William Barr y de quien depende hacer público todo o parte de lo allí recopilado; aborda por un lado la posible colusión entre el mandatario y el Kremlin para favorecer su victoria sobre la de la demócrata Hillary Clinton; y por otro, si el mandatario habría incurrido en un posible delito de obstrucción a la justicia durante la investigación.

Por su parte, tras la noticias, varios líderes demócratas exigieron la entrega inmediata del informe, al asegurar que el pueblo estadounidense merece saber la verdad.

Valentina Sperber Mantilla