Un fiscal argentino imputó al presidente Mauricio Macri y a varios miembros de su gobierno por «abuso de autoridad y violación del deber de funcionario público», al no haber sometido a debate en el Congreso el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que solicitó que sea paralizado.

Jorge di Lello, que realizó la denuncia presentada por miembros del partido político Unidad Popular, del Movimiento Popular La Dignidad y el Observatorio del Derecho a la Ciudad, envió un requerimiento al juez Julián Ercolini para que inicie formalmente una investigación penal contra la cúpula del gobierno.

Además de Macri, el fiscal imputó al jefe del Gabinete de Ministros, Marcos Peña; al ministro de Economía, Nicolás Dujovne; el presidente del Banco Central, Luis Caputo, y «todo aquel que el devenir de la investigación indique como partícipe o responsable».

Señala la querella, que la conducta del gobierno para acordar el pasado junio con el FMI un crédito de 50.000 millones de dólares es «violatoria de la Constitución» y exige que cautelarmente se suspenda la ejecución del acuerdo.