Un cliente del Reino Unido denunció en sus redes sociales haber encontrado una cabeza de pollo entera en su caja de alitas que había pedido a la reconocida cadena KFC.

El hombre compartió una impactante foto que mostraba la cabeza, con ojos y pico, incrustada en una masa crujiente.

Encontré una cabeza de pollo frito en mi cubo de alitas“, decía su reseña. “Me dejé el resto de la comida, urgh”, añadió junto a la imagen.

“Estamos realmente sorprendidos por esta foto, hemos estado investigando cómo sucedió”, indicó un portavoz de la empresa.

También puedes leer:  La curiosa tarjeta de Navidad que policías enviaron a reclusos para que ‘no se porten mal’ en las fiestas

“En pocas palabras, servimos pollo real, y estamos orgullosos de eso, pero esto claramente se ha escapado de los estrictos procesos y controles establecidos con nuestros proveedores, socios y equipos, que preparan todo recién hecho en nuestros restaurantes”, añadía la cadena de comida rápida.