Jean Jacques Savin, un francés y exparacaidista militar de 71 años, se puso el reto de cruzar el Atlántico, pero lo llamativo es que lo hará en un barril de madera, sin motor, vela o remo. Lo único que hará, será usar las corrientes del océano como medio de propulsión.

El barril, que fue construido por él, tiene tres metros de largo y seis metros cuadrados, cuenta con una cocina pequeña, área de almacenamiento y una cama.  

En enero, Savin cumplirá 72 años por lo que empacó una botella de vino para celebrar, pues prevé que su viaje dure hasta finales de marzo de 2019, cuando podría llegar a la isla de Barbados o a una isla francesa como Martinica o Guadalupe.

Este aventurero tiene un presupuesto de 60.000 euros para su expedición en la que su recorrido diario está siendo monitoreado y publicado en una página web.