El juicio por el atentado terrorista de Niza (Francia) de 2016 comenzó este lunes en París, seis años después de los hechos, que dejaron 86 fallecidos, entre ellos 15 menores y más de 300 heridos.

Sin embargo, el juicio no tiene al autor material de los hechos, ya que este fue abatido en el acto.

Le pude interesar: Multa récord a Instagram con 405 millones de euros por violación de privacidad en países de la Unión Europea

La Justicia, en una sala especial, tendrá a los ocho acusados en esta tragedia, sin embargo, Mohamed Lahouaiej Bouhlel, el conductor del camión de 19 toneladas que arrasó contra la multitud, no estará presente.

En la sala de 750 metros cuadrados en la que se celebra el juicio, se estima que se harán 64 audiencias en las que estarán los 7 hombres y una mujer acusados de participar directa o indirectamente.

Le recomendamos leer: Casi 50 muertos tras fuerte sismo en el suroeste de China
La dificultad añadida en este juicio es que buena parte de las víctimas no podrán desplazarse a París o lo harán únicamente cuando comparezcan.

En Niza, una investigación paralela, aún en instrucción, tratará de aclarar los fallos de seguridad que hubo.

El dispositivo policial desplegado aquella noche tenía en cuenta el riesgo de posibles ataques a pie de calle, pero no con el uso de un vehículo que, según algunas víctimas, no encontró ninguna barrera de seguridad que lo frenara aquel 14 de julio.