Francia volverá a abrir los comercios considerados no esenciales el sábado y contempla levantar el confinamiento impuesto a su población el 15 de diciembre tras haber registrado una caída del número de contagios de covid-19, anunció este martes el presidente Emmanuel Macron.

Los comercios considerados no esenciales, como las librerías, peluquería o florerías, volverán a abrir este sábado pero deberán cerrar máximo a las 21H00, detalló el mandatario francés durante un discurso televisado. Los restaurantes, bares y gimnasios permanecerán en cambio cerrados por el momento.

Noticia en desarrollo.