Las universitarias francesas dispondrán a partir de marzo de compresas y tampones para sus periodos menstruales de forma gratuita, entre otros productos de higiene femenina, dentro de la estrategia del Gobierno galo para ayudar a las jóvenes con dificultades económicas para adquirirlos.

La ministra de Educación Superior, Frédérique Vidal indicó este martes que en las próximas semanas se instalarán distribuidores de esos productos en las universidades del país, que estarán situados en lugares de paso, en las residencias y en los servicios sanitarios de los campus.

«Nuestro objetivo es que para la vuelta de las vacaciones (de invierno) haya 1.500 distribuidores a disposición de todas las estudiantes», explicó.

Según añadió, una de cada tres estudiantes universitarias tiene un difícil acceso a compresas u otras protecciones sanitarias por razones principalmente financieras. En su opinión, esto constituye «un desafío colectivo y una verdadera cuestión de igualdad».

La Federación de las Asociaciones Generales de Estudiantes (FAGE) calcula que el 33 % de las personas interrogadas necesitaba una ayuda financiera para comprar esos productos; una de cada diez se veía obligada a fabricarlos ella misma.

Publicidad

El Gobierno francés anunció en diciembre que los presupuestos de 2021 iban a incluir cinco millones de euros para luchar contra lo que denomina como «pobreza menstrual».