La Comisión Mexicana de Derechos Humanos (CMDH) acusó hoy a la Organización Mundial de la Salud (OMS) de ser  un “instrumento político”, “tras impedir en algunos casos que se avanzara rápidamente en el desarrollo de soluciones para combatir la pandemia por el COVID”.

“Después de millones de muertes, de destrozar la economía mundial y de servir para limitar las libertades de miles de millones de personas en el mundo, hoy nos encontramos en un escenario que nos permite analizar lo sucedido, en cuyo contexto observamos situaciones sin explicación, carentes de algún beneficio y absurdas por demás”, afirmó el presidente de la CMDH y exprocurador, mexicano René Bolio Halloran.

Halloran destacó que una de las “malas decisiones de la OMS” fue no dejar que Taiwán ingresara a dicho organismo. Sin embargo, la razón de este rechazo no recayó en “afectaciones a la nación”, sino que se perdieron grandes avances, investigaciones y resultados que obtuvo Taipéi desde el inicio de la pandemia.

También puedes leer: El emotivo mensaje de la legendaria activista afroamericana Angela Davis en apoyo a Francia Márquez

En la actualidad, Taiwán continúa invirtiendo en desarrollo tecnológico y científico, con avances que Halloran cataloga como “espectaculares”, dentro de los cuales revela un fármaco que previene la difusión del virus y puede detener la pandemia.

Del mismo modo, la nación asiática también sostiene que trabajan en el desarrollo de una “vacuna eficiente” que ha sido aceptada y usada en una decena de países, pero cuyo alcance no se ha masificado por la negativa de la OMS.

“El gobierno taiwanés quiso colaborar en la pandemia, teniendo mucho que aportar de sus exitosas experiencias, sin embargo, China comunista vetó su ingreso a la OMS e impidió que estos conocimientos pudieran ser compartidos y difundidos. El veto no tuvo argumentos, ya que no los hay. Prefirieron que se expandiera la mortalidad antes que aceptar la participación de quien pudo domar la pandemia desde su inicio”, añadió.