El Gobierno holandés aseguró este martes que mantendrá el toque de queda impuesto para luchar contra la pandemia, y tildó de «escoria» a los manifestantes que han causado graves alborotos desde el sábado pasado.

«Uno no se rinde ante la gente que rompe los escaparates de las tiendas», dijo el ministro de Finanzas Wopke Hoekstra, citado por la agencia de prensa ANP, y consideró que los causantes de los disturbios no eran manifestantes legítimos, sino que «es la escoria la que lo hace».

La policía holandesa anunció que detuvo al menos a 184 personas por su participación en los violentos disturbios que se han producido tres noches consecutivas en Holanda, los peores desde hace cuatro décadas.

«Podemos confirmar al menos 184 detenciones», afirmó el portavoz de la Policía, Sherlo Esajas.

Publicidad

Vea también: Secretario del Tribunal de Bogotá tiene orden de captura por corrupción

Al menos diez policías resultaron heridos en los últimos enfrentamientos con los manifestantes, que saquearon tiendas e incendiaron automóviles en varias ciudades, entre ellas Rotterdam, Amsterdam y La Haya.

El ministro de Justicia, Ferd Grapperhaus, también aseguró que el Gobierno mantendría las medidas restrictivas nocturnas, considerando necesario el toque de queda para luchar contra el nuevo coronavirus.

Los disturbios comenzaron cuando se impuso el toque de queda por primera vez en el país desde la Segunda Guerra Mundial. La prohibición de salir de casa entre las 21H00 y las 04H30 es respetada por la mayoría de los holandeses.