Un empleado del ministerio de Salud de Israel es sospechoso de haber enviado cuatro veces mensajes falsos a su expareja.

En estos, le pedía que se aislara después de tener supuestos contactos con enfermos de COVID-19.

El sospechoso «envió cuatro veces mensajes al teléfono de su exnovia diciéndole que debía entrar en cuarentena inmediatamente después de un contacto con un paciente confirmado, cuando no era el caso«, explicó la policía de Israel.

La exnovia se opuso a su cuarentena en cada una de las ocasiones, despertando sospechas en el ministerio de Salud.

El hombre de 35 años, que vive en el norte de Israel, es objeto de una investigación por una serie de delitos cometidos durante varios meses, en particular abuso de poder, fraude y violación de la vida privada.

Publicidad

Según The Jerusalem Post, la Policía abrió la investigación luego de que el Ministerio de Salud reportara una presunta violación de la seguridad de la información, y tras recibir cuatro apelaciones de la misma mujer pidiendo cancelar su cuarentena.

Debido a la pandemia de coronavirus, más de dos millones de israelíes han tenido que vivir 14 días de aislamiento estricto desde el comienzo de la crisis sanitaria.

Más de 180.000 personas están actualmente en cuarentena obligatoria en el país.

A fines de diciembre, Israel impuso un tercer confinamiento en su territorio, tras un nuevo aumento de los casos de COVID-19.

A la fecha, ese país con 9 millones de habitantes, registra 524 mil casos confirmados y 3.846 muertes a causa del virus.