Unos hermanos gemelos ya no son tan parecidos luego de que uno de ellos viajara al espacio durante un año con la NASA mientras el otro se quedaba en la tierra.

Los hermanos Scott y Mark Kelly son conocidos como los gemelos espaciales pues, aparte de su genética, ambos son astronautas.

Como parte de un estudio para revelar los cambios que produce en el ser humano estar fuera del planeta, la NASA envió a Scott a la Estación Espacial Internacional durante un año.

Debido a su estancia en el espacio, su ADN cambió un 7 % y no volvió a la normalidad tras aterrizar.

Los cambios no están presentes en Mark, quien nació con los mismos genes pero se quedó en tierra.

La expresión génica de Scott también cambió. Los niveles de metilación de su ADN, un proceso que activa o desactiva los genes, aumentaron o disminuyeron, dependiendo del gen, demostrando que nuestra genética es sensible a los cambios ambientales.