En la autopsia oficial, un documento de 20 páginas publicado por la oficina del médico forense del condado de Hennepin, dice que Floyd dio positivo en una prueba para Covid-19 el 3 de abril pasado.

«Dado que … la positividad para (Covid-19) puede persistir durante semanas después del inicio y la resolución de la enfermedad clínica, el resultado de la autopsia probablemente refleje positividad asintomática pero persistente … de una infección previa» dice el reporte.

Sin embargo, el informe aclara que a esa enfermedad no estuvo entre los factores que causaron su muerte. De acuerdo con el informe completo de su autopsia, la causa oficial de la muerte de Goeroge Floyd fue asfixia y se puede hablar de homicidio como móvil de su fallecimiento.

«No fue la pandemia de coronavirus la que mató a George Floyd. Fue la otra pandemia, la pandemia del racismo y la discriminación», afirmó Ben Crump, abogado de la familia de la víctima, en referencia a que Floyd sobrevivió a una pandemia que en Estados Unidos ha matado a más afroamericanos que a otros grupos étnicos, pero su vida se apagó con la violencia del racismo.