El gobernador de Nueva Jersey, Phil Murray, anunció el lunes que decreta el toque de queda para negocios no esenciales, que deberán cerrar cada día antes de las 20h00 para limitar el contagio por el coronavirus.

«A partir de esta noche, todos los negocios minoristas no esenciales, y los negocios de recreación o entretenimiento, deben cerrar a las 20h00», tuiteó el gobernador. «Todas las reuniones de más de 50 personas están prohibidas desde esta noche a las 20h00», añadió.

Noticia en desarrollo.