02/10/2017

Tras el referéndum ilegal de autodeterminación de este domingo, el presidente de la región española de Cataluña, Carles Puigdemont, pidió una «mediación internacional» para el conflicto catalán «apadrinado por la Unión Europea». 

Reconoció que no mantiene «ningún contacto» con el Gobierno español, pero se mostró dispuesto a reunirse donde sea con Mariano Rajoy si éste lo llama, por esto pidió que diga si está dispuesto o no a esa mediación.

«Nos queremos reentender con el Estado español», indicó Puigdemont, pero sobre la base de «la voluntad de la gente» de Cataluña, en alusión a la consulta independentista, que consideró «válida», aunque estaba suspendida por ilegal por el Tribunal Constitucional y la votación transcurrió con bastantes irregularidades.

De paso denunció los «graves actos de violencia» durante la jornada de votación, que atribuyó a las fuerzas policiales.

Por su parte, el ministro español del Interior, Juan Ignacio Zoido, lamentó los incidentes y los heridos, respaldó a los cuerpos policiales y aseguró que «los únicos responsables» son quienes fueron desobedientes. 

Redacción Internet – CM&