Hay indignación en Bolivia después de conocer un video en el que una enfermera deja caer a un recién nacido al intentar contestar su celular.

Algunos pacientes fueron testigos de lo sucedido. Aseguran que la mujer sostenía al bebé solo con una mano cuando este se le cayó; piden que haya sanciones por la negligencia del equipo médico.

Uno de los ciudadanos que estaba en el hospital contó a Telemundo lo que vio:

«Anteriormente lo han hecho caer aquí. La sangre estaba ahí, de la camilla lo hicieron caer. No tienen cuidado, están más en chatear. Señor periodista, que en el hospital no manejen celulares».

La cadena de televisión asegura que el bebé se encuentra en terapia intensiva recuperándose de la caída y tiene un hematoma en la cabeza.
Asimismo, las autoridades del hospital anunciaron sanciones contra el personal involucrado.
Publicidad