Una pareja fue captada cuando aparentemente arrojan el cuerpo de una bebé recién nacido en un contenedor de basura, después de que la madre la estrangulara con un sostén.

Según los informes locales, Rosiane Nascimento Correia, de 20 años, confesó y dijo a los investigadores que la depresión la impulsó a matar a su hija.

Las imágenes muestran el momento en que ella y su pareja de 26 años, Antonio Carlos Batista Conrado, comprueban que nadie está mirando en el barrio de Luz en Sao Paulo, Brasil.

Luego se ve cuando sacan la bolsa a la calle y, después de tirarla, regresan a la casa. Daniele Souza, uno de los vecinos, dijo que la escena fue una de las peores que ha visto en su vida.

Un recolector de chatarra encontró el cadáver de la recién nacida en la basura y alertó a los vecinos que llamaron a la Policía.

Capturados

Correia y Conrado fueron arrestados por asesinato y ocultación del cadáver.

Asimismo, la Policía también capturó al tío del bebé, Antônio Silvano Correia bajo sospecha de ayudar a la pareja a deshacerse del cadáver.

Publicidad

Medios locales como SBT han informado que tanto la mamá como papá afirmaron que no querían la bebé.

Según el agente de la Policía, Carlos Alberto Carneiro, Rosiane Correia ya tenía tres hijos y creía que su pareja podría no haber sido el padre biológico de la recién nacida.

«No puedo entender cómo una madre y un padre pueden hacerle esto a una pequeña», dijo a los medios locales.

Los sospechosos han sido puestos en prisión preventiva mientras continúa la investigación.