Una pareja que disfrutaba de un día de parrillada en Florida, Estados Unidos, captó el momento en que un impresionante tornado empezó a formarse para segundos después destruir varias casas, incluyendo la suya.

Kathy Wilson estaba en medio de un asado en el balcón de su casa. Al ver que el clima estaba un poco particular, su esposo tomó su celular y empezó a grabar lo que parecía una tormenta menor, queterminó convirtiéndose en un tornado con vientos de hasta 160 kilómetros por hora.

La poderosa tempestad generó pánico en la pareja, pues en un principio parecía dirigirse directo hacia su apartamento.

No obstante, el tornado terminó desviándose unos metros, impactando varias casas y provocando chispas al golpear cables de alto voltaje que abastecen la zona.

El hecho ocurrió en la ciudad de Fort Walton Beach, una pacífica población de cerca de 20.000 habitantes en el Golfo de México.

Aunque no se registraron heridos, el ciclón derrumbó las casas de ocho familias que vivían en un complejo habitacional, el cual quedó devastado.

Publicidad