Una anciana de 88 años de Reino Unido logró recuperar la visión de su ojo izquierdo gracias a un chip biónico de 2 milímetros que le fue implantado en la retina.

Según expertos, procedimientos de este tipo pueden dar muestras del futuro de la medicina ocular.

Los doctores implantaron el microchip en el centro de la retina de la mujer, este funciona como receptor y transmisor a la vez.

Para garantizar el funcionamiento del chip la mujer deberá usar unas gafas especiales que tienen cámara de video, estas envían las imágenes que capta al microchip por medio de un haz infrarrojo.

Luego de ese proceso, el chip biónico transforma la luz en señales eléctricas que viajan por las células de la retina hasta el cerebro y las neuronas interpretan estas señales como visión natural.

El adelanto tecnológico fue desarrollado por la firma Pixium Vision, con sede en Francia y la investigación fue hecha por el Centro de Investigación Biomédica NIHR, un departamento de la clínica Moorfields Eye Hospital.