Tras la decisión de los anestesiólogos de suspender el contrato en la Clínica Rafael Calvo por falta de pago, el lugar se mantiene sin la atención de Urgencias.

Más de un año de salario se les adeuda a los anestesiólogos lo que llevo a que hicieran cese actividades y se suspendiera el servicio de urgencias.

Roque Palomino, representante legal del sindicato de anestesiólogos de Bolívar indicó que «lo que hicimos fue suspender un contrato por causales contempladas en la ley porque con 13 meses, cuántos meses son necesarios o cuántos años de deuda hacen necesarios para que uno no sea tratado como un mercader».

Por ahora la clínica solo atiende a las mujeres que ya se encontraban hospitalizadas y las que tenían citas programadas. por lo que muchas usuarias se han visto gravemente afectadas.

Se espera que se llegue a un acuerdo en las próximas horas para que se restablezca el servicio en la clínica.