La joven activista confesó en una publicación que ha padecido todos los síntomas de la enfermedad, pero que en Suecia no realizan las pruebas salvo que sea un caso grave en el que peligre la vida del paciente.

Thunberg contó que durante las últimas dos semanas ha estado aislada del mundo luego de haber regresado de una gira por Europa Central. Este aislamiento lo ha hecho en un apartamento alquilado, lejos de su madre y hermana.

“Hace 10 días empecé con los síntomas, exactamente al mismo tiempo que mi papá con quien había viajado a Bruselas. Empecé a sentir agotamiento, escalofríos, dolor de garganta y tos. Mi padre tuvo los mismos síntomas -mucho más intensos- y con fiebre”, escribió la activista de 17 años.

¿Tiene coronavirus? Esa es una pregunta que la propia Thunberg no puede responder ya que los servicios médicos en Suecia no realizan las pruebas a las personas, salvo que sean casos graves. Sin embargo, ella especula con que así es.

Thunberg aclara que ya los síntomas se han ido, pero que curiosamente, siente como si “la última gripa que tuve fue mucho peor que esto”.

La activista advierte a los jóvenes a mantenerse alerta y hacer caso a los cuidados que ha dado la OMS (Organización Mundial de la Salud) y los gobiernos locales para evitar la propagación del virus.
Esta es la publicación en la que Greta Thunberg habla sobre el coronavirus: