El Departamento de Policía de Detroit, Estados Unidos, halló en el congelador el cuerpo de un niño de tres años de edad, al parecer era invidente. Asimismo, rescataron a otros cinco menores de edad que vivían en terribles condiciones.

De acuerdo con The Detroit Times, los hechos ocurrieron el pasado 24 de junio, cuando un equipo de policías fue a la residencia de una mujer que vivía con sus seis hijos, todos menores de edad.

Podría leer: Por octavo mes consecutivo, mujeres lideran la recuperación del empleo en Colombia; según Gobierno

Aunque los uniformados no explicaron los motivos que los llevaron a ir al lugar, afirmaron que la mujer se mostró a la defensiva cuando los vio.

“Trató de alejar a los oficiales como si nada pasara (…) algo no estaba bien”, afirmó el jefe de la policía de Detroit, James White.

Lea más: Tras anulación del derecho al aborto, se disparan consultas para realizar vasectomías en EEUU

Al ver el actuar de la mujer, los uniformados sospecharon de ella por lo que llamaron a un supervisor y a bienestar infantil.

Una vez llegaron los trabajadores de menores, entre todos entraron a la casa y encontraron a cinco niños de tres meses, dos, cinco, siete y nueve años de edad viviendo en condiciones deplorables.

Conozca más: El Tribunal Supremo de Texas restaura una ley de 1925 que prohíbe el aborto

Sin embargo, lo peor fue cuando dentro de un congelador en el sótano encontraron el cuerpo en descomposición de un pequeño.

Aún se desconoce el tiempo que llevaba el menor en el refrigerador o si sus hermanos sabían que éste estaba ahí.

Lea más: Imputarán a responsables de amenazas por redes sociales contra Gustavo Petro

No obstante, se supo que la víctima se llamaba Chase Allen, quien tenía tres años y era ciego, además de que padecía otras discapacidades, declaró su abuela Toni Haynes quien explicó que la mamá del menor en varias ocasiones dijo que no podía “lidiar” con el niño.

De igual forma, algunos familiares ya habían llamado a Servicios de Protección Infantil para denunciar las condiciones en que vivían los niños y, aunque a la madre le quitaban a los menores por un tiempo, después se los regresaban. 

Le recomendamos leer: Condenado a muerte pide que se retrase su ejecución para donar un riñón

Al momento de la inspección, la Policía logró detener a la mamá de los seis niños y acusarla por tortura infantil y asesinato.

Asimismo, recuperaron el cadáver de Chase, mientras que a los otros cinco menores los enviaron a un hospital cercano para ser revisados.

Lo más leído: “Lo ejecutaron a sangre fría”: Mataron a cazador que asesinó a cientos de animales salvajes

James White detalló que los pequeños vivían en condiciones deplorables y que después de que su salud sea estabilizada, serán entrevistados por investigadores forenses y psicólogos infantiles.

“Imaginen lo que soportaron viviendo en esa casa. Todos van a sufrir algún nivel de trauma“, agregó el funcionario de Detroit.

Lea más: “Quería darme un abrazo con el fin de decirme: “perdóneme todo lo que lo lastimé ”: Hernández sobre su reunión con Petro

Toni, la abuela de Chase, abrió una página de recaudación en GoFund Me para juntar dinero para el funeral del niño, además para comprar ropa y zapatos a sus cinco hermanos.

“Si alguien tiene más que dinero que pueda donar a los niños, también se lo agradeceremos mucho (…) Por favor, tengan a nuestra familia en sus oraciones”, escribió Haynes.