En un campo de la parroquia de Platt en el condado de Kent (Inglaterra), un equipo de arqueólogos encontró restos del cohete V2, una ‘superarma’ nazi que causó la muerte de al menos, nueve mil personas en Reino Unido durante la Segunda Guerra Mundial.

De acuerdo con los medios locales, el pasado 20 de septiembre los restos del cohete fueron hallados en un cráter de cuatro metros de profundidad y 11 metros de ancho luego de que fuera lanzado hace 77 años y detonara a una velocidad de hasta 5.300 kilómetros por hora.

 

Lea más: EE. UU., sin fondos para pagar salarios oficiales: se enfrenta a un nuevo cierre de Gobierno

 

Sus cohetes volaban muy rápido. Si te alcanza, nunca sabrías nada sobre eso”, dijo el investigador Sean Welch que encontró el misil junto con su hermano, Colin.

Según indican los arqueólogos, en el interior del cohete había una cámara de combustión que antes contenía el oxígeno líquido y una mezcla alcohólica.

 

Le puede interesar: Fallo de tutela ordena acatar intervalo corto de vacunación

 

Por otro lado, aseguraron que no es inusual encontrar un artefacto como este, sin embargo, se cree que las piedras frenaron su paso bajo tierra y por lo tanto, esta arma se encontraba más cerca del punto de impacto.

“Normalmente esperamos encontrar la mayoría de los restos al lado del cráter más alejado del punto de entrada, pero cuando cavamos allí no había nada”, puntualizó Colin.

 

Vea también: Alerta por disparos con arma de fuego durante disturbios en Usme

 

Al parecer, este cohete fue lanzado el 14 de febrero de 1944 desde Países Bajos y llegó a Inglaterra en pocos minutos; por su parte, los expertos intentarán reconstruirlo con el propósito de encontrar los “códigos secretos” y así determinar el lugar de fabricación. Este proceso podría durar hasta 18 meses.