El gobernador de la región chilena de Magallanes, José Fernández, desde cuya capital, Punta Arenas, partió el Hércules C-130 que desapareció rumbo a la Antártida con 38 personas a bordo, informó este miércoles que se encontraron restos humanos en la zona donde se perdió contacto con la aeronave.

El hallazgo se produjo poco después de que la Fuerza Aérea de Chile (FACh) informara que fueron encontrados restos de esponja pertenecientes a partes del avión flotando en el mar en ese mismo lugar, en el pasaje de Drake, que separa Suramérica del continente helado y cuyas aguas están consideradas unas de las más turbulentas del planeta.

«En la tarde de hoy la Fuerza Aérea nos dio a conocer una noticia que nos tiene consternados, que fue el hallazgo de cuerpos en el mar de Drake y también parte del fuselaje que corresponde al avión siniestrado, que es el C130 de la FACh», dijo Fernández.

El intendente dijo haber recibido la información de parte de FACh, institución que, no obstante, aún no se ha pronunciado públicamente sobre este nuevo hallazgo pero que sí informó de ello a los familiares de los pasajeros, según la autoridad regional.

Fernández también comentó que este jueves llegará a Punta Arenas el ministro de Defensa, Alberto Espina, «para interiorizarse de estos acontecimientos», aunque detalló que la visita de esta autoridad estaba programada aun antes de conocerse este nuevo hallazgo.