Ecologistas encontraron el cadáver de una ballena varada en una isla de la zona central del archipiélago indonesio, con casi 6 kilos de plástico en el tracto digestivo, entre vasos, botellas, bolsas y otros objetos.

El cetáceo, de 9,5 metros de largo por 4,3 de ancho, fue encontrado por ecologistas en la isla Kapota, situada dentro del Parque Nacional de Wakatobi, indicó el Ministerio de Medioambiente en un comunicado.

Miembros del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) y de una academia local de conservación marina revelaron que el aparato digestivo del cetáceo contenía 115 vasos, cuatro botellas, 25 bolsas, dos sandalias y más de 1.000 trozos de cuerda, entre otros productos de plástico.

Wakatobi es un popular destino turístico de submarinismo en Indonesia, país que se ha comprometido mediante decreto presidencial a eliminar el 30 por ciento de sus residuos marinos para 2025, con un presupuesto de 1.000 millones de dólares.