Una curiosa historia navideña se reveló en Nueva Hampshire, Estados Unidos.

Una pareja de hermanos se ha intercambiado una caja de dulces durante los últimos 34 años, en cada Navidad.

La historia comenzó en 1987, cuando Ryan Wasson le dio a su hermano Eric una caja de dulces ‘Santa’s Candy Book’ como broma de Navidad, con pleno conocimiento que a Eric no le gustaría el regalo.

‘No me los comí’, contó Eric a una televisión local. ‘Al año siguiente pensé, ‘Hey, creo que voy a regalárselo de regreso. Él no se va a acordar’  reveló Ryan.

Ryan reconoció que el regalo no le gustó a Eric, por lo que desde ese entonces se lo han estado intercambiando mutuamente de una forma particular.

También puedes leer: Intruso armado intentó infiltrarse en el castillo donde la reina Isabel II celebró la Navidad

‘No es el mismo regalo’

Los hermanos Wasson han mantenido un registro de los intercambios ‘que han sido imaginativos’.

En una ocasión, Ryan confesó que congeló el dulce en un bloque de hielo y lo colocó en gelatina para que su hermano creyera que se trataba de un regalo distinto.

‘Una vez lo cosí en un osito de peluche’, reveló.

La tradición familiar se ha vuelto tan popular que ha escalado en familiares y compañeros de trabajo de los Wasson, incluso en restaurantes.

Conozca más: Buscan una persona para asumir el puesto de rey o reina de una isla en Inglaterra

En 2020, el dulce de regalo se le presentó a Ryan Wasson en una bandeja de plata mientras cenaba.

Ryan, para este año, confesó que este año intentó contactar a un servicio de pizzas o a cantantes de villancicos para regalarle la misma caja de dulces, sin que su hermano Eric cayera en cuenta.

‘Si nos preguntas quién lo ha hecho mejor, los dos vamos a decir ‘yo’, ¿no es cierto?”, dijo Ryan Wasson.