Un hijo del expresidente panameño Ricardo Martinelli, se declaró culpable en un tribunal en Nueva York (Estados Unidos) este martes por cargos de conspiración para lavar cerca de 30 millones de dólares en sobornos.

Ricardo Alberto Martinelli Linares, de 42 años, fue extraditado a Estados Unidos tras ser capturado en Guatemala en 2020 a petición de Washington.

Se esperaba su declaración después que su abogado dijera el fin de semana que el acusado había firmado un acuerdo de culpabilidad.

“Se declaró culpable y permanece detenido”, dijo un portavoz de los fiscales del Distrito Este de Nueva York.

Le puede interesar: Presidencia de la República le pide a la Corte que avale la ‘reforma a la justicia’

El juez lo había declarado en riesgo de fuga y ordenó su detención durante una comparecencia el sábado.

El caso de Estados Unidos contra Martinelli Linares y su hermano Luis Enrique, de 39 años, está vinculado a una investigación más amplia sobre el gigante brasileño de la construcción Odebrecht.

Los hermanos admitieron haber creado “cuentas bancarias secretas a nombre de compañías fantasma en el extranjero y en Estados Unidos”, señaló el fiscal Breon Peace en un comunicado publicado este martes.

Esto, precisó Peace, para “ocultar cerca de 30 millones de dólares en pagos de sobornos de Odebrecht a uno de sus familiares cercanos, un funcionario público de alto rango en Panamá”.

Vea también: Video ¿Un toro en la plenaria de la Cámara de Representantes?

“Ricardo y Luis Martinelli Linares desempeñaron roles integrales en el esquema de corrupción para canalizar los sobornos de Odebrecth”, complementó, por su parte, el fiscal general adjunto Kenneth Polite.

Luis Enrique fue extraditado el mes pasado a Estados Unidos y se declaró culpable en un tribunal del Distrito Este estadounidense por conspirar con su hermano para lavar más de 28 millones de dólares en sobornos de Odebrecht “para el beneficio de su familiar cercano, un funcionario público de alto rango en Panamá”, entre 2009 y 2014.

Por su parte, los fiscales federales usaron un argumento similar al detallar el caso de Ricardo Alberto.

Investigaciones sobre Odebrecht han empañado a muchos líderes y partidos políticos en Latinoamérica. Antiguos jefes de la compañía brasileña admitieron en un tribunal haber distribuido ilegalmente millones de dólares en sobornos a cambio de contrataciones públicas.

Lea además: Presidente de Ecuador aumenta el salario mínimo a 425 dólares para 2022

El propio expresidente Martinelli está bajo investigación en el escándalo Odebrecht. Pese a ello, ha anunciado su intención de buscar la reelección en 2024.

Por último, en 2016, Odebrecht y la filial petroquímica Braskem acordaron pagar USD 3.500 millones en multas tras declararse culpables ante un tribunal.