El encuentro de un hombre y su hijo en China se volvió viral por el emotivo momento.

El sujeto, que movió cielo y tierra durante años para encontrar a su pequeño secuestrado en el sureste de China en 2007 cuando tenía cuatro años, emprendió entonces una búsqueda en la que llegó a ofrecer una recompensa de cerca de 31 mil dólares por su paradero.

Te puede interesar: Italia endurece las restricciones para personas no vacunadas

Este hombre logró reencontrarse con el ahora joven esta semana gracias técnicas de análisis de ADN.

Su historia incluso inspiró una película estrenada en 2014 y que tiene como tema principal el secuestro de niños en China.

A pesar del reencuentro, el joven declaró que no volverá a la casa de sus padres biológicos ya que sus actuales padres adoptivos llevan 10 años cuidándolo.