La Cámara de Representantes de EE.UU. aprobó este miércoles la apertura de un nuevo juicio político contra el presidente saliente, Donald Trump, en esta ocasión bajo la acusación de “incitación a la insurrección” tras el asalto de la semana pasada al Capitolio por parte de una turba de sus seguidores, que dejó cinco muertos.

Sin haber terminado la votación, en la Cámara los demócratas ya tenían los votos suficientes para iniciar un Impeachment (juicio político) contra Donald Trump.

Se requerían 216 votos, para aprobar la resolución de Impeachment, y sin terminar la votación ya se contabilizaban 228 votos a favor.

Votación definitiva:

Favor: 232

Contra: 197

Abstención: 4  (Republicanos)

Entre los que se cuentan los votos de 10 republicanos que sumaron su apoyo a los demócratas.

Vea también: ¿Chuck Norris apareció en la toma al Capitolio de EE. UU.?


¿En qué consiste el proceso?

La Constitución de Estados Unidos establece que el Congreso puede destituir al presidente (o vicepresidente, o jueces federales…) por “traición, corrupción u otros delitos y faltas graves”.

El procedimiento se desarrolla en dos etapas.

Primero, la Cámara de Representantes vota, por mayoría simple (216 votos en 435), los artículos de acusación que detallan los cargos contra el presidente: esto se llama “impeachment” en inglés.

La resolución bajo consideración de este miércoles prevé un solo cargo: “incitación a la insurrección”, y está motivada por el encendido discurso de Trump antes del asalto de sus partidarios al Capitolio el 6 de enero.

Si el presidente es formalmente acusado en la Cámara Baja, le corresponde al Senado organizar el juicio político.

Al final de los debates, los 100 senadores votan sobre la acusación. Se necesita una mayoría de dos tercios para aprobar una condena, en cuyo caso la destitución es automática y sin apelación. Si no se llega a los votos necesarios, el mandatario es absuelto.

Los senadores pueden votar después, con una mayoría simple, otras penas, como la prohibición de presentarse a un nuevo mandato.

¿Cómo se juzga a un expresidente?

El juicio de Trump no comenzará hasta, como muy pronto, el 19 de enero, último día de su mandato, dijeron este miércoles legisladores republicanos, que están presionados por los demócratas a actuar con mayor rapidez.

La Constitución no especifica cómo actuar después que el acusado haya dejado el cargo. En 1876, los senadores discutieron si eran competentes para juzgar al entonces secretario de Guerra William Belknap después que éste dejara el Gobierno. Finalmente decidieron afirmativamente y lo absolvieron de los cargos de corrupción en su contra.

La Constitución tampoco fija un calendario. Por lo tanto, la Cámara podría esperar antes de transmitir el expediente de acusación al Senado, para darle tiempo a confirmar el nuevo equipo en el poder y validar las primeras medidas de Biden.