Un tribunal holandés dictaminó que los niños cuyo sexo «no pueda determinarse al nacer», pueden ser registrados como sexo neutro en el certificado de nacimiento y en el documento de identidad.

La Corte de Limburgo sentenció a favor de una persona que al nacer en 1961, no se le pudo determinar su sexo y los padres decidieron inscribirle en el registro como «hombre» porque «eso fue lo más fácil» para «el niño», afirmaron.

Sin embargo, esta persona no se sentía como hombre y en 2001 logró cambiar el sexo a «femenino», lo cual «tampoco era apropiado», porque se considera de «sexo neutral».

La sentencia servirá de precedente para los casos futuros y los ya existentes, en los que no es posible especificar el sexo, ni como mujer, ni como hombre.

El alto tribunal pidió realizar cambios urgentes en la ley para adaptarse a esta realidad y a los desarrollos sociales y legales para reconocer un «tercer género» legal.

¿Por qué informarse con el Canal 1?

Recuerde que en el sistema informativo del Canal 1 puede encontrar temas de actualidad sobre las regiones, la política, la economía y los acontecimientos a nivel nacional e internacional.

Publicidad

Lea más noticias en el Canal 1