Adam Smith, de 37 años, se mudó al apartamento de su madre luego de que ella se enfermara y cuando ella murió deicidio limpiar completamente la casa y desocuparla, pero cuando estaba sacando todo del congelador, se llevó una aterradora sorpresa.

El hombre sacó una misteriosa caja que su madre siempre les había prohibido tocar, debido a que les había dicho  que se trataba de un pedazo de pastel de bodas que había guardado como un recuerdo valioso; sin embargo eso no fue lo que encontró.

Adam encontró el cadáver de una bebé. “El cuerpo todavía tiene piel y cabello (…) Estaba momificado”, dijo Smith al diario The St. Louis Post-Dispatch.

Foto: captura de pantalla de KSDK

Te puede interesar: Hombre que desapareció hace casi 10 años fue encontrado detrás de un refrigerador

El cuerpo congelado de la bebé estaba envuelto en una cobija rosada y fue tal el susto de Adam, que volvió a ponerlo en la caja y llamar inmediatamente a la policía, mientras en su cabeza rondaban decenas de preguntas.

“Tengo 37 años y la caja ha estado en el congelador todo ese tiempo y siempre me dijo que contenía la parte de arriba de un pastel de bodas“, aseguró Smith en una entrevista con KSDK News.

Una de las teorías que tiene Adam es que se trataría de una hermana, la cual su mamá se negó a enterrar. Pero lo que sí tiene claro es que siente mucha rabia con su mamá y desconcierto por la terrorífica sorpresa que se llevó cuando abrió esa caja.

Mira también: Carulla y vigilante responden luego de que se hiciera viral la historia de la joven acusada de ladrona

El hecho ocurrió en la ciudad de San Luis (Misuri, Estados Unidos), en donde las autoridades ya están investigando, quién es la bebé y cómo murió hace tanto tiempo. Según el Post-Dispatch, Smith colabora con el proceso y envió una muestra de ADN para corroborar si hay un parentesco.