Un hombre de Texas admitió haber intentado ingresar de forma ilegal a dos personas dentro de un ataúd envuelto en una bandera de Estados Unidos -como los que transportan los cuerpos de soldados muertos en combate-.

El sospechoso de 33 años, Zachary Blood, fue atrapado en octubre cuando se dirigía a un puesto de control a bordo de una furgoneta “modificada para transportar ataúdes”, cerca de la frontera entre Estados Unidos y México, en Texas.

En ese momento y al ser interrogado por oficiales sobre qué estaba transportando, Blood respondió: “un hombre muerto, de la Marina”.

Le puede interesar: Jhonier Leal estaría haciendo llamadas desde la cárcel: ¿Con qué propósito?

“Sin embargo, el ataúd estaba en malas condiciones y la bandera de Estados Unidos estaba pegada con cinta de embalaje”, se lee en un comunicado oficial.

Al continuar la inspección, los agentes descubrieron a dos personas vivas, nacionales mexicanos intentado ingresar de forma ilegal a Estados Unidos dentro del ataúd.

Los dos hombres admitieron haber cruzado el Río Grande hacia el interior de Estados Unidos y haber pagado a un hombre para que los llevara a San Antonio, Texas.

Lo más visto: Bebé fue asesinado por el perro de la familia luego que la madre se quedara dormida

Por su parte, Blood enfrenta hasta cinco años en prisión y una multa de hasta 250.000 dólares.

Estados Unidos registró en 2021 cerca de dos millones de arrestos de migrantes por su ingreso ilegal al país a lo largo de la frontera sur con México, de acuerdo con estadísticas oficiales.