Un hombre de 60 años presentaba molestias en un ojo, a lo cual por mucho tiempo no le dio importancia, pero después de un año decidió acudir a un hospital para saber cuál era el motivo de la irritación. Enterándose después que dentro de su ojo tenía gusanos.

Así pues, y tras la revisión de los médicos se descubrió que el hombre tenía una infección en un ojo, por lo que le tenían que hacer cirugía, lo que finalmente llevo a que los profesionales le extrajeran 20 thelazia callipaeda, un parásito en forma de gusanos y de color blanco.

Le puede interesar: Formulan cargos al exgerente de RTVC por presunta extralimitación de funciones y censura 

Este caso sucedió en la ciudad de Suzhou, en China, y la primera hipótesis de los médicos es que durante una jornada de ejercicio al aire libre el hombre pudo haber sido picado por un insecto que tenía larvas parasitarias.

Aunque esta infección ocular causada por este tipo de parásitos ocurre frecuentemente en perros y gatos, puede darse en humanos por la picadura de moscas infectadas y los síntomas incluyen dolor, picazón, inflamación, ojos llorosos, visión borrosa, sensibilidad a la luz y hasta ceguera.