Una grabación de una cámara de vigilancia muestra el momento en que un trabajador de un supermercado riega desinfectante en los ojos a una niña cuando debía tomarle la temperatura con un termómetro infrarrojo.

El hecho habría ocurrido en Chile. La madre de la menor de inmediato socorre a la niña, que da señales de dolor por lo ocurrido mientras al hombre parece no importarle e incluso se aleja.

La recomendación cuando cae desinfectante en los ojos es lavarlos por al menos 15 minutos para retirar el alcohol.

La persona debe ser llevada a urgencias si la situación no mejora con el lavado.