El huracán Florence, de categoría cuatro, se fortalece rápidamente amenazando con causar daños catastróficos en la costa este de Estados Unidos.

Estados Unidos se prepara para la llegada de Florence, el huracán que avanza rápidamente con vientos sostenidos de entre 200 y 250 kilómetros por hora, en su recorrido por las aguas del Atlántico, amenazando con causar graves afectaciones en la costa este de Estados Unidos.

El Centro Nacional de Huracanes informó que Florence, podría golpear la costa de Carolina del Norte y Carolina del Sur con vientos huracanados, intensas lluvias y fuertes oleajes; por lo que los servicios de emergencia locales han emitido la orden obligatoria de evacuación en zonas costeras.

Lo más preocupante, según los meteorólogos, es que una vez Florence impacte, su velocidad disminuirá, por lo que se quedará más tiempo sobre tierra, acompañada de fuertes lluvias.

Las autoridades ven esto como una situación catastrófica ya que Las Carolinas acaban de salir de una temporada de lluvias, por lo que más precipitaciones desencadenarían inundaciones daños fatales.