Las autoridades ordenaron la evacuación de un millón de personas en las costas de Carolina del Sur y Carolina del Norte, en Estados Unidos.

Los ocho condados que hay a lo largo de la costa comenzarán a evacuar a sus habitantes a partir del mediodía, según precisó el gobernador de Carolina del Sur, el republicano Henry McMaster, quien además informó que se facilitarán accesos por carretera para permitir la salida.

«Sabemos que la orden de evacuación que estoy emitiendo será inconveniente. Pero no jugaremos con la vida de la gente de Carolina del Sur», explicó McMaster.

Las oficinas estatales y las escuelas también cerrarán en 26 condados en la parte baja del estado y algunos colegios se utilizarán como refugios de evacuación, que se abrirán según sea necesario.

El presidente estadounidense, Donald Trump, solicitó en Twitter a los ciudadanos que sigan las indicaciones de las autoridades.

Publicidad

Florence se convirtió hoy en un huracán de categoría 4, de un máximo de 5, al tener vientos máximos sostenidos a 140 millas por hora (220 km/h) mientras se aproxima a Carolina del Norte y Carolina del Sur.