Gonzalo López fue el fugitivo que cumplía con una cadena perpetua y escapó mientras era trasladado; en su fuga asesinó a varios miembros de una familia.

En un rancho de León, Texas, encontraron los cuerpos de 4 menores de edad junto con el de un hombre, según las autoridades,  3 de las víctimas eran hermanos, 1 primo y el abuelo de los niños.

Le puede interesar: Cuba, Nicaragua y Venezuela “no serán invitados” a la Cumbre de las Américas

  • Mark Collins, de 66 años
  • Waylon Collins, de 18 años
  • Carson Collins, de 16 años
  • Hudson Collins, de 11 años
  • Bryson Collins, de 11 años

López habría escapado en medio de un traslado desde la cárcel de Gatesville, al norte de Houston, hacia Huntsville para una cita médica. Tiempo después del escape ingresó a la vivienda de esta familia, causándole la muerte a estas 5 personas.

La noche del pasado jueves las autoridades locales, después de una persecución exhaustiva, dieron con el paradero de López y le dieron de baja.

Le puede interesar: Policía le disparó en la cara a ladrón que pretendía robar a una pensionada

López, de 46 años, pagaba la cadena perpetua por asesinato e intento de asesinato que cometió en el año 2016

La comunidad ha lamentado estos hechos y afirmaron que esta familia era muy reconocida y quería por varias personas de la zona; igualmente, el Distrito Escolar de Tomball, expresó sus condolencias a la familia de estos 4 estudiantes que hacían parte de esta institución.