Un síntoma que aparece en los labios, la piel y las uñas pueden significar que necesita atención médica urgente por cuenta de la variante del COVID-19, ómicron.

Notar que usted o un ser querido tiene la piel pálida, gris o azulada en cualquiera de estas áreas es clave. Es una complicación rara en los casos graves de COVID, lo que significa que los niveles de oxígeno en la sangre son bajos.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. han dicho que es una “señal de advertencia de emergencia”.

Le puede interesar: Una madre asesinó a sus dos pequeños hijos y luego se quitó la vida

Los CDC sugieren buscar ayuda “inmediatamente” si alguien nota el cambio de color, junto con dificultad para respirar, dolor persistente o presión en el pecho, incapacidad para permanecer despierto, palidez o nueva confusión.

Si no tiene síntomas y se siente bien, no debería ser una preocupación, y solo es algo que se debe monitorear si se siente muy mal.

Con cepas anteriores de coronavirus como Delta, los síntomas eran generalmente más fáciles de identificar, como tos continua, fiebre y pérdida del gusto y el olfato.

Sin embargo, ómicron ha sido más difícil de identificar, ya que se ha encontrado que se mezcla con otros síntomas de enfermedades estacionales como la gripe o el resfriado común.

Según autoridades de salud, ómicron es más contagiosa, pero menos grave que otras variantes.