Un cardiólogo estadounidense acordó pagar cerca de 7 millones de dólares para resolver acusaciones en su contra por realizar procedimientos médicos como ablaciones y colocación de dispositivos intravenosos a pacientes que no los necesitaban.

El doctor Ashish Pal, con residencia en Orlando (Estados Unidos), tendrá que paga 6,75 millones de dólares como parte de un acuerdo para resolver acusaciones por violar la Ley de Reclamaciones Falsas, indicó la Fiscalía de Florida.

Entre 2013 y 2019, Pal presentó reclamos falsos a los programas federales de atención médica Medicare y Medicaid por “ablaciones médicamente innecesarias y procedimientos de ‘stent’ venoso“.

 

Te puede interesar: La estremecedora declaración de la campeona olímpica Simone Biles en juicio de Larry Nassar

 

 

 

Pal hizo tergiversaciones en los registros médicos de los pacientes para justificar los procedimientos, incluida la exageración del grado de reflujo y el diámetro de las venas, así como introdujo documentación falsa de los síntomas de los pacientes.

El Gobierno federal, a cargo del programa de subvenciones de salud, alegó que el cardiólogo realizó ablaciones y procedimientos de endoprótesis (conocido también como “stent”, un diminuto tubo que se introduce en las venas) que no calificaban para el tratamiento, según los estándares aceptados de la práctica médica.

Cuando los médicos se enriquecen realizando procedimientos médicamente innecesarios a los beneficiarios de Medicare y Medicaid, amenazan la salud de sus pacientes y desvían los fondos de los contribuyentes destinados a pagar la atención necesaria“, señaló Omar Pérez Aybar, del Departamento de Salud y Servicios Humanos de (HHS) de EE.UU.

 

Mira también: Una niña de dos años y un niño de tres meses fueron encontrados abandonados en el Río Grande en Texas

 

 

En ese sentido, la Fiscal Federal interina del Distrito Medio de Florida, Karin Hoppmann, enfatizó que su entidad está “comprometida a proteger a los pacientes vulnerables de aquellos que anteponen las ganancias financieras a las necesidades de los pacientes“.

Según el comunicado de la Fiscalía, una de las herramientas “más poderosas” para luchar contra el fraude en la atención médica en el país es la Ley de Reclamaciones Falsas, y en ella se apoyó la investigación.