La Oficina Fiscal del Condado de Riverside, California, en Estados Unidos, reportó la incautación de 21 kilo del poderoso opioide sintético conocido como carfentanil o carfentanilo.

Dicha droga es capaz de matar con una simple dosis, ya que es extremadamente fuerte y sus efectos son hasta 10 mil veces más potentes que la heroína o el fentanilo.

Su uso es totalmente controlado y exclusivamente veterinario para administrar en animales de gran tamaño como los elefantes, rinocerontes, entre otros.

 

Te puede interesar: EE. UU. deja de usar caballos para patrullar el cruce de haitianos en la frontera

 

 

Las autoridades de Riverside lograron detener a una mujer y un hombre que tenían en su poder el opioide y ahora se enfrentarán a la justicia estadounidense por posesión de una sustancia contralada.

Se trata de Christine Ponce, de 27 años y Andrés Jesús Morales, de 30.

La investigación condujo a la incautación de decenas de kilos de drogas ilegales, incluidos 21 kilos de presunto carfentanil”, dijo en un comunicado la Oficinal Fiscal de Riverside.

 

Mira también: Lanzan un huevo a Macron durante un salón de gastronomía en Lyon

 

 

 

Si se mezcla con otras drogas, los 21 kilos de carfentanil incautados podrían haber sido suficientes para matar a más de 50 millones de personas”, precisaron las autoridades.

Frente al uso del opioide, la oficina fiscal dio detalles del peligro que puede generar en la vida y salud de una persona el consumo de la poderosa droga.

 

Mira además: El papa critica la “eutanasia encubierta” contra los ancianos

 

 

El carfentanil es 100 veces más potente que el fentanilo y 10.000 veces más potente que la morfina. Una dosis letal de carfentanil en humanos estaría al nivel de nanogramos, mucho más pequeña que los dos miligramos de fentanilo que pueden matar“, puntualizó.

En lo que respecta al fentanilo, este se vende como heroína en todo Estados Unidos, aunque se procesa clandestinamente en México, pero se produce y proviene directamente de China.