450 vuelos y cerca de 75.000 pasajeros resultaron afectados luego de que las autoridades de Indonesia anunciaran el cierre temporal de tres aeropuertos en las islas de Java y Bali, tras la erupción del volcán Monte Agung.

El coloso de un poco más de 3.000 metros de altitud, está a unos 75 kilómetros de los principales destinos turísticos de Kuta y Seminyak y entra a menudo en erupción desde que despertó en noviembre del año pasado.

La erupción envió una columna de ceniza hasta los 2500 metros de altura, aunque aún no se ha elevado el nivel de alerta, que permanece en situación moderada.