Indonesia dio este sábado por hundido el submarino KRI Nanggala-402, que desapareció en la madrugada del miércoles en aguas de Bali después de encontrar en la zona de búsqueda varios objetos pertenecientes al sumergible, pero las autoridades no abandonan la esperanza de hallar con vida a alguno de los 53 tripulantes.

Yudo Margono, jefe de la Marina indonesia, afirmó hoy en una rueda de prensa que en los últimos días han encontrado partes de un torpedo, un tubo de refrigeración, una tela usada para rezar y lubricante para el periscopio entre otros objetos, lo que podría indicar que se produjo una grieta en la nave.

Le puede interesar: El CRIC defiende decisión de erradicar cultivos de coca por su propia cuenta y denuncia amenazas

“No pasó ninguna nave por allí en un radio de diez millas, por lo que los expertos creen que esos objetos pertenecían al KRI Nanggala”, declaró Margono.

Las autoridades creen que el KRI Nanggala-402 está ahora a una profundidad de unos 850 metros, pero aseguraron que siguen albergando esperanzas de encontrar con vida a alguno de los 53 tripulantes y se preparan para posibles evacuaciones de supervivientes.

Vea también: Gobierno de Perú ordena “inmovilización nacional” en Día de la Madre por pandemia

Debido a la gran profundidad a la que creen que se encuentra, sospechan que el submarino comenzó a sufrir grietas cuando se encontraba a entre 400 y 500 metros bajo la superficie, pues no fue diseñado para descender más.

Las perspectivas de encontrar con vida a los tripulantes a bordo del submarino eran ya mínimas desde que la pasada madrugada se cumplió el plazo de 72 horas marcado como límite para las reservas de oxígeno.

Conozca más: Se alista nuevo agendamiento para segundas dosis de la vacuna contra el COVID-19

Un corte de electricidad durante la sumersión pudo hacer que la tripulación perdiera el control del sumergible y les impidiera realizar la evacuación de emergencia, según la Marina Indonesia.

Margono aclaró que el oxígeno dura un máximo de tres días en caso de apagón eléctrico, pero si los sistemas eléctricos siguieran funcionando podría durar hasta cinco días.

Podría ver también: (Video) Capturan a un grupo de domiciliarios responsables de un hurto masivo en Bogotá

La búsqueda se ha centrado en las últimas horas en nueve puntos dentro de una zona de diez millas náuticas siguiendo el rastro de las fugas de combustible y los campos de magnetismo detectados, que podrían indicar la presencia de la nave.

Según la información del Ejército indonesio, el submarino inició la inmersión a las 3:46 hora local del miércoles (20:46 GMT del martes) y unos 15 minutos después inició la carga del tubo lanzatorpedo número 8.

Lea además: Expolicía condenado por asesinato de George Floyd será sentenciado este 16 de junio

La última comunicación con los tripulantes tuvo lugar a las 4:25 hora local (21:25 GMT del martes) y antes de autorizar el lanzamiento del torpedo se perdió la conexión con la nave.