Ante el agudo crecimiento de una misteriosa variante de hepatitis aguda en niños, posiblemente asociadas con adenovirus y COVID y en la que la OMS ha reportado a la fecha 348 casos, en Inglaterra especulan con que la cepa estaría vinculada con los perros.

En territorio británico se han identificado 92 casos de esta posible nueva hepatitis, de los cuales 64 mencionaron la exposición y contacto directo con los caninos.

Las alarmas entre los grupos de investigadores no tardaron en sonar, quienes aún estudian las verdaderas causas sobre el aumento de los contagios.

También puedes leer: Reino Unido sancionó a la supuesta amante de Vladimir Putin y a su exesposa

De acuerdo con una serie de cuestionarios que realizó la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido (UKHSA) a varias familias, muestran “números relativamente altos de aquellas personas que son propietarias de perros”.

“Se está explorando la importancia de este hallazgo”, sostienen desde la UKHSA, aunque aclaran que las causas podrían tratarse de una casualidad.

La UKHSA aseguró, con plena certeza, que sí “existe una asociación de la hepatitis con el adenovirus”, cuyos patógenos comunes tienen la capacidad para causar enfermedades en las vías respiratorias, los ojos, el intestino, el hígado y el tracto urinario. 

Los adenovirus son agentes infecciosos sin envoltura, icosaédricos y con un genoma de ADN lineal de doble cadena, los cuales se clasifican en más de cien subtipos