Dos barcos de la Marina estadounidense que se desplazaban por el Golfo Pérsico fueron detenidos por Irán y diez marinos fueron capturados momentáneamente, según informaron fuentes del Pentágono, del Departamento de Defensa de Estados Unidos.

Hemos estado en contacto con Irán y recibimos garantías de que la tripulación y los buques serán devueltos con prontitud”, informó el portavoz del Pentágono, Peter Cook.

Estados Unidos está adelantando un proceso de negociación con Irán para solventar la situación.

Estados Unidos tiene en el emirato de Qatar y en Kuwait importantes bases militares y centros de operaciones.