Israel comenzará a administrar la cuarta dosis de la vacuna contra el coronavirus y se convierte en el primer país del mundo en recurrir a esta estrategia para detener el avance de la variante ómicron.

Tras una veloz campaña de inoculación con la primera y segunda dosis y ser el primer país del mundo en administrar la dosis de refuerzo de Pfizer, Israel se encamina a convertirse también en el primero en aplicar masivamente una cuarta dosis de la vacuna producida por la farmacéutica estadounidense.

Te puede interesar: Bill Gates advierte que ómicron llegará a “casa de todos” y podría ser “la peor parte de la pandemia”

Es una maravillosa noticia que nos ayudará a superar esta oleada de la variante ómicron que está azotando el mundo entero“, señaló el primer ministro israelí, Naftali Benet.

Tras el anuncio, Benet enfatizó que “Israel sigue estando a la vanguardia del esfuerzo mundial para hacer frente a la pandemia“.

Mira también: Biden movilizará personal militar y comprará 500 millones de pruebas ante ómicron

Foto: AFP

El gobierno israelí comenzó aplicando la ahora segunda dosis de refuerzo a mayores de 60 años y a trabajadores de la salud, siempre y cuando hayan pasado cuatro meses desde la tercera dosis.

Además, reducirán el periodo entre la segunda y la tercera dosis de cinco a tres meses, para aumentar los niveles de inmunización.

Mira además: “Es mejor cancelar las fiestas que celebrar y estar de luto después”: OMS

Esta decisión llega tras registrarse el martes más de 1.300 nuevos contagios, la cifra más alta desde mediados de octubre, y una duplicación en la cantidad de casos de la variante ómicron, que alcanzan ya los 340.

Por otra parte, esta se produce también tras el anuncio de la primera muerte producto de la nueva cepa, que sin embargo fue luego rectificado por Sanidad, que indicó que se trató de un caso de la variante delta.