Israel lanzó nuevos ataques aéreos sobre la Franja de Gaza la madrugada del miércoles, confirmaron fuentes de seguridad del movimiento islamista palestino Hamás, que gobierna el enclave.

La ofensiva aérea responde al lanzamiento durante el martes de decenas de globos incendiarios por simpatizantes de Hamás al otro lado de la frontera con Israel, en señal de protesta por la celebración del “Desfile de las Banderas”, una marcha ultranacionalista israelí por Jerusalén.

 

Le puede interesar: Atención | Explota carro bomba en batallón de Cúcuta: reportan varios heridos

 

Las mismas fuentes precisaron que drones de reconocimiento sin piloto del Ejército Israelí sobrevolaron el enclave costero alrededor de la medianoche y luego se escucharon varias explosiones en el sur y centro de la Franja de Gaza.

Los ataques con misiles, según confirmó Hamás y testigos presenciales, apuntaron a instalaciones militares que pertenecen a las Brigadas al-Qassam, el brazo armado de ese movimiento islámico, sin que por el momento se haya informado de víctimas.

“Durante el último día, se lanzaron globos incendiarios desde la Franja de Gaza hacia territorio israelí. En respuesta, hace poco tiempo, aviones de combate de las Fuerzas de Defensa de Israel atacaron recintos militares de la organización terrorista Hamás, que se utilizaron como instalaciones y lugares de reunión para operativos terroristas”, informó poco después el Ejército israelí en un comunicado.

 

Le puede interesar: Hallan en un avión la “cápsula del tiempo” que dejó un piloto al inicio de la pandemia

 

El Ejército de Israel responsabilizó a Hamás de “todos los eventos ocurridos” en el enclave, y aseguró que está preparado para “cualquier escenario, incluido la reanudación de las hostilidades ante las continuas actividades terroristas en la Franja”.

Los ataques aéreos israelíes sobre la Franja de Gaza son los primeros desde el 21 de mayo, cuando entró en vigor una tregua “mutua, simultánea y sin condiciones” que puso fin a una escalada bélica que se prolongó durante once días y acabó con 255 muertos en el enclave y 13 en Israel.

Según las autoridades israelíes, el lanzamiento de globos incendiarios durante el martes provocó más de 25 incendios en el sur de Israel, sin causar heridos ni grandes daños.