Israel continúa este viernes sus bombardeos y disparos de artillería sobre Gaza, en una escalada militar con los islamistas de Hamás, en el poder en la Franja, que desde el lunes ha causado más de 120 muertos, en su mayoría palestinos.

Durante la noche, el ejército israelí anunció que intensificó los bombardeos “para infligir graves daños a los túneles” que permiten a combatientes y dirigentes de Hamás que ha disparado centenares de cohetes contra Israel circular y atravesar la Franja de Gaza sin ser detectados por las cámaras israelíes, o incluso atravesar al otro lado de la frontera.

Le puede interesar: ¿Cómo puede contagiarse una persona vacunada contra el COVID-19?

Ante estos disparos de artillería de los tanques israelíes concentrados a lo largo de la frontera con el enclave, centenares de gazatíes abandonaron sus casas, según relatan testigos.

“Esos bombardeos han sido demenciales, como en los videojuegos. Era una verdadera película de terror“, dijo a la AFP Muhamad Najib, de 16 años, un habitante de Gaza para quien “jamás podrá haber” paz con Israel.

Conozca más: Desde marzo, la mortalidad por COVID-19 se multiplicó por seis

Publicidad

En total, el ejército israelí dice haber bombardeado 150 objetivos, mientras los cohetes de Hamás eran disparados hacia ciudades israelíes del sur, como Sderot, Ascalón y Beersheva, en el desierto del Neguev.

Desde el lunes, cuando se inició este nuevo ciclo de violencia, 119 palestinos, entre ellos 31 niños, han muerto en la Franja de Gaza, y 830 han resultado heridos, según un último balance del ministerio de Salud.